12 mascarillas exfoliantes caseras para los pies

Sal, miel, azúcar, café y coco son algunos ingredientes claves en las mascarillas exfoliantes para pies. Te presentamos una docena de opciones que previenen la resequedad y las grietas.

La piel muerta es eliminada naturalmente por el organismo. El proceso se llama exfoliación y una manera de agilizarlo es aplicando exfoliantes para pies, rostro, manos o espalda.

Una de las partes del cuerpo que sufre a diario son los pies, por la fricción constante, el uso de zapatos apretados y el descuido al que en ocasiones son sometidos. Como consecuencia, se producen callos y grietas que son vía de acceso para microorganismos.

¿Cómo evitar el engrosamiento y daños en las plantas de los pies? Consintiéndolas con las recetas caseras que te presentamos a continuación.

1. Karité y miel
La manteca de karité es conocida por su potencia de nutrición y protección ante la resequedad. La miel, entre otras bondades, repara tejidos, según explica un artículo en la publicación científica International Journal of Morphology.

Ingredientes
3 cucharadas de miel.
1/2 taza de harina de avena.
1/3 de taza de manteca de karité.
Preparación y uso
En un tazón mezclas la harina de avena con la manteca y poco a poco añades la miel. Revuelves hasta formar una pasta. Si es necesario, añade otras cucharadas de miel. Con este exfoliante para pies puedes masajear al instante o guardarlo en un frasco con tapa hermética.

2. Cítricos y sal marina
Los ácidos cítricos tienen la capacidad de pulir la piel y funcionan mejor al unirse con la sal marina. Junto con otros elementos obtendrás un tratamiento efectivo para suavizar plantas ásperas.

Ingredientes
1/4 de taza de sal marina.
1 cucharada de ralladura de pomelo.
2 cucharadas de jugo de toronjas frescas.
1 cucharada de aceite de coco o de semilla de uva.
Preparación y uso
Incorpora todos los ingredientes en un recipiente. Masajea enérgicamente las plantas y en la parte superior hazlo con delicadeza. Luego de unos minutos enjuaga.

3. Avena y jojoba
La avena es muy usada en cosmética natural. Contiene antioxidantes, antiinflamatorios, oligoelementos y vitaminas influyentes en la regeneración y síntesis del colágeno. De los exfoliantes para pies más eficientes sobresalen los formulados con este cereal.

Ingredientes
1 taza de harina de avena.
1/3 de taza de aceite de jojoba.
Crema con base en vinagre de sidra de manzana.
Preparación y uso

Forma una pasta con la harina de avena y el aceite de jojoba. Añade un poco de la crema y úntala en tus pies frotando con delicadeza.

4. Aceite de oliva, azúcar y sal
Esta es una receta simple para desaparecer los callos. La densidad del producto dependerá de la cantidad de aceite empleado.

Ingredientes
1/2 taza de azúcar.
1/2 taza de sal marina.
Aceite esencial de menta.
1/3 de taza de aceite de oliva.
Preparación y uso
En un bol mezclas la sal con el azúcar. Espesas a tu gusto con el aceite de oliva y aromatizas con unas gotas de aceite esencial. Como el resto de los exfoliantes, puedes utilizarlo enseguida o guardarlo para después.

5. Banana y avena
Nutrición, hidratación y suavidad son algunos de los aportes del plátano para la piel. En equipo con la avena, la banana calma y cura las grietas.

Ingredientes
1 cucharada de agua.
1 cucharadita de cúrcuma.
2 cucharadas de avena molida.
1/4 de taza de banana triturada.
Preparación y uso
Frota con la pomada que resulta de los ingredientes. Busca una bolsa plástica y envuelve los pies durante 15 minutos; tiempo en que la preparación hará su efecto. Por último, enjuagas y secas.

6. Bicarbonato y aceite
La ligereza abrasiva del bicarbonato de sodio es ideal para desprender piel dañada. Los exfoliantes para pies con este componente solo requieren una sustancia extra.

Ingredientes
1 taza de bicarbonato de sodio.
Aceite de tu preferencia: almendra, oliva, coco, caléndula, etc.
Preparación y uso
En un tazón viertes el bicarbonato y por cucharadas añades el aceite hasta lograr la consistencia deseada. Se recomienda usar la pasta una vez por semana. Desde las primeras sesiones notarás cómo la piel de los pies recupera su elasticidad.

7. Coco y café
La cafeína es reconocida por estimular el flujo sanguíneo y por el poder exfoliante de su textura granulada. El coco, por su parte, es rico en vitaminas E y K, no irrita y es antimicrobiano.

Ingredientes
1/2 taza de azúcar.
Extracto de vainilla.
1/2 taza de posos fríos de café.
1/3 de taza de aceite de coco derretido.
Preparación y uso
Esta receta no tiene más ciencia que llevar los ingredientes a un bol y mezclar. La vainilla la adicionas a medida que revuelvas el café con el aceite. Masajea los pies y el resto del exfoliante resérvalo.

8. Sandía y albahaca
La sandía es tonificante y rica en antioxidantes. Sumada a otros componentes, actúa como antiséptico y suavizante. La albahaca evita la resequedad en los pies y las irritaciones. Así creas un exfoliante con estos alimentos.

Ingredientes
Miel.
Aceite de almendras.
1/3 de taza de azúcar morena.
1/4 de taza de albahaca fresca.
1/2 taza de sandía cortada en cubos.
Preparación y uso
En un tazón trituras la albahaca y vas agregando la sandía. Completas con el azúcar, el aceite de almendras y mientras revuelves incorporas la miel.

Lava los pies antes de aplicar la pasta. Después de la exfoliación enjuagas con agua tibia, secas y cierras con una crema humectante.

9. Lima y coco
Fusionar el ácido cítrico de la lima con el ácido láurico del aceite de coco destruirá la piel muerta y ablandará las callosidades. Aparte, es antifúngico. Para deshacerte de esas células dañadas actúa la sal marina y previniendo inflamaciones el aceite de oliva tiene su efecto.

Ingredientes
1/4 de taza de sal marina.
2 cucharadas de jugo de lima.
2 cucharadas de aceite de coco.
2 cucharadas de aceite de oliva.
Preparación y uso
Tal como en las anteriores mascarillas exfoliantes para pies, esta crema se prepara uniendo todos los ingredientes en un bol. Se sugiere usarla después de una ducha con agua caliente. Aún húmedos, frotas las plantas y la parte superior de los pies con la mezcla. Pasados 5 minutos, lavas con agua tibia.

10. Jabón de Castilla y menta
El jabón de Castilla contiene aceites vegetales beneficiosos para pieles sensibles. Asimismo, aporta propiedades antibacterianas y previene el endurecimiento de la planta del pie. ¿Cómo convertirlo en exfoliante?

Ingredientes
Aceite de coco.
Jabón de Castilla.
Aceite esencial de menta.
Preparación y uso
Elabora una pasta con los ingredientes y frota con ella tus pies. A esta receta puedes añadir un toque de sal rosa del Himalaya, ya que por su grosor despega mejor la piel gruesa de los talones.

11. Aspirina y limón
Es uno de los exfoliantes para pies con bases agrietadas y talones secos. En la recuperación de los pies trabajan la vitamina C y el ácido acetilsalicílico.

Ingredientes
1 limón.
4 aspirinas.
1 cucharada de agua.
Preparación y uso
En un mortero trituras las aspirinas y en un vaso exprimes el jugo de un limón. Juntas ambos ingredientes, agregando la cucharada de agua. Quedará una crema que esparcirás en tus pies por 15 minutos. Transcurrido el tiempo, los lavas con agua tibia.

12. Leche y azúcar
Hay quienes apelan a esta receta para tratar los talones cuarteados. ¡Descúbrela!

Ingredientes
Piedra pómez.
1 taza de leche.
5 tazas de agua tibia.
4 cucharadas de azúcar.
1/2 taza de aceite para bebé.
Preparación y uso
En un recipiente lo suficientemente grande para sumergir los pies, vierte la leche y el agua tibia. Déjalos en remojo por 10 minutos.

En otro envase mezclas el aceite para bebé y el azúcar. Retiras los pies de la leche y untas la pomada, exfoliando en círculos con la piedra pómez. Enjuaga, seca y cierra con crema hidratante.

Beneficios y riesgos al aplicar exfoliantes para pies
Puedes aumentar la renovación celular y refrescas la piel de los pies exfoliando al menos 2 veces a la semana. En cuanto a posibles reacciones adversas, la Academia Española de Dermatología y Venereología acota que los riesgos de irritación cutánea dependen de la frecuencia de la exfoliación y de los productos empleados. Ante inquietudes y por seguridad, lo correcto es consultar al médico.

No obstante, algunos consejos para prevenir problemas son enjuagar bien e hidratar, usar vaselina o cremas espesas después de las sesiones, descansar los pies en alto y dormir con calcetines gruesos. No olvides envasar tu exfoliante y almacenarlo en un sitio fresco.

Califica este post: 
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
3 + 2 =